miércoles, 8 de junio de 2011

Pérdida:Períodos menstruales profusos, prolongados o irregulares

El ciclo menstrual no es el mismo para toda mujer. 
El flujo menstrual normal ocurre en promedio cada 28 días (la mayoría de las mujeres tienen ciclos entre 24 y 34 días) y dura cerca de 4 días.
Sin embargo, hay una amplia variación en la sincronización y duración que aún se considera normal, especialmente si los períodos comenzaron dentro de los últimos años.
Un pequeño porcentaje de mujeres tiene períodos de una frecuencia mayor a 21 días o menor a cada 35 días, pero estas variaciones pueden ser normales.
Algunos ejemplos de sangrado anormal abarcan:
  • Sangrado o manchado entre períodos
  • Sangrado después de la relación sexual
  • Sangrado más abundante (expulsar coágulos grandes, necesidad de cambiar la protección durante la noche, empapar una toalla sanitaria o un tampon cada hora durante dos a tres horas consecutivas)
  • Sangrado durante más días de lo normal o durante más de 7 días
  • Ciclo menstrual de menos de 28 días (más común) o con un intervalo de más de 35 días
  • Sangrado después de haber llegado a la menopausia
A menudo, si usted está sangrando por el recto o hay sangre en la orina, puede pensar que dicha sangre proviene de la vagina. 
Para estar segura, introduzca un tampón en la vagina con el fin de confirmar que ésta sea la fuente de dicho sangrado.

Causas

Un cambio en los niveles hormonales es una causa común de sangrado menstrual anormal.
Esto se denomina sangrado uterino disfuncional.
Otras causas de sangrado menstrual anormal abarcan:
  • Hiperplasia endometrial (engrosamiento/aumento de la pared uterina)
  • Cáncer del útero
  • Miomas uterinos, pólipos uterinos (neoplasias pequeñas no cancerosas en el revestimiento del útero), adenomiosis
  • Afecciones médicas como trastornos tiroideos e hipofisarios, diabetes, cirrosis hepática y lupus eritematoso sistémico
  • Complicaciones del embarazo como aborto espontáneo o embarazo ectópico (cuando un óvulo fertilizado se implanta en algún lugar diferente al útero)
  • Cambios en las pastillas anticonceptivas o los estrógenos que se toman
  • Uso de ciertos medicamentos como esteroides o anticoagulantes (por ejemplo, warfarina o Coumadin)
  • Uso de un dispositivo intrauterino (DIU) para el control natal
  • Traumatismo, cirugía u otro procedimiento uterino recientes
  • Infección del útero (enfermedad inflamatoria pélvica)
  • Trastornos hemorrágicos como la enfermedad de Von Willebrand
  • Poliquistosis ovárica
  • Estrés, cambio en la dieta o rutina de ejercicios, pérdida o aumento de peso reciente, viaje o enfermedad

Cuidados en el hogar

Mantenga un registro de los ciclos menstruales y de cualquier otro sangrado, incluyendo:
  • El momento en que comienza y termina la menstruación
  • La cantidad de flujo (cuente el número de toallas higiénicas o tampones que use y observe si están empapados)
  • Sangrado entre períodos y después de las relaciones sexuales
  • Cualquier otro síntoma que usted experimente
Los tampones se deben cambiar al menos dos veces al día para evitar la infección.
Dado que el ácido acetilsalicílico (aspirin) puede prolongar el sangrado, se debe evitar su uso. El ibuprofeno es más efectivo que el ácido acetilsalicílico para aliviar los cólicos menstruales y también puede reducir la cantidad de sangre que usted pierde durante un período.
Si cree que está o podría estar en embarazo, hable con el médico.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si:
  • Ha empapado una toalla o un tampón cada hora por 2 a 3 horas.
  • Su sangrado ha durado más de una semana.
  • Está o podría estar en embarazo.
  • Presenta dolor severo, especialmente si también se presenta dolor cuando no está menstruando.
  • Sus períodos han sido profusos o prolongados por tres o más ciclos, comparado con lo que es normal para usted.
  • Tiene fiebre o flujo vaginal anormal, especialmente si tiene olor.
  • Tiene sangrado o manchado después de la menopausia.
  • Presenta sangrado o manchado entre períodos.
  • Presenta secreción del pezón, crecimiento excesivo de vello, engrosamiento de la voz, pérdida o aumento involuntario de peso o un nuevo acné.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El médico realizará un examen físico, incluyendo un examen pélvico y hará preguntas, como las siguientes, para determinar los antecedentes de este síntoma:
  • ¿Qué edad tiene?
  • ¿Han sido normales los últimos tres períodos en sincronización y cantidad?
  • ¿Usualmente, cuánto duran sus períodos?
  • ¿Cuántos días hay generalmente entre cada período?
  • ¿En qué difiere este ciclo (y otros) de la menstruación usual?
  • ¿Se ha presentado paso de coágulos de sangre?
  • ¿Cuántos días ha durado el sangrado con estos períodos anormales o diferentes?
  • ¿Qué tan profusos han sido? ¿Cuántas toallas y tampones ha estado usando al día?
  • ¿Cuándo fue el último período menstrual?
  • ¿A qué edad tuvo su primer período menstrual?
  • ¿Usa píldoras para el control natal? ¿Usa un DIU para el control natal?
  • ¿Toma un suplemento de estrógeno?
  • ¿Toma ácido acetilsalicílico más de una vez por semana?
  • ¿Toma Coumadin, heparina u otros anticoagulantes?
  • ¿Ha tenido recientemente un parto, tuvo una cirugía o experimentó un traumatismo en o cerca de la vagina o el útero?
  • ¿Ha tenido alguna infección vaginal o uterina recientemente?
  • ¿Qué otros síntomas tiene? ¿Dolor abdominal o pélvico?
  • ¿Tiene náuseas o vómitos?
  • ¿Está o podría estar en embarazo?
  • ¿Ha observado un tumor, protuberancia o lesión en los genitales?
  • ¿Ha tenido sangre en las heces?
  • ¿Sangra fácilmente?
Algunos de los exámenes diagnósticos que se pueden realizar son:
  • Citología vaginal
  • Biopsia endometrial
  • Ecografía de la pelvis
  • Pruebas de laboratorio tales como las pruebas de la función tiroidea, CSC, prueba de embarazo y ferritina en suero (alta)
  •  
  • fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

miércoles, 8 de junio de 2011

Pérdida:Períodos menstruales profusos, prolongados o irregulares

El ciclo menstrual no es el mismo para toda mujer. 
El flujo menstrual normal ocurre en promedio cada 28 días (la mayoría de las mujeres tienen ciclos entre 24 y 34 días) y dura cerca de 4 días.
Sin embargo, hay una amplia variación en la sincronización y duración que aún se considera normal, especialmente si los períodos comenzaron dentro de los últimos años.
Un pequeño porcentaje de mujeres tiene períodos de una frecuencia mayor a 21 días o menor a cada 35 días, pero estas variaciones pueden ser normales.
Algunos ejemplos de sangrado anormal abarcan:
  • Sangrado o manchado entre períodos
  • Sangrado después de la relación sexual
  • Sangrado más abundante (expulsar coágulos grandes, necesidad de cambiar la protección durante la noche, empapar una toalla sanitaria o un tampon cada hora durante dos a tres horas consecutivas)
  • Sangrado durante más días de lo normal o durante más de 7 días
  • Ciclo menstrual de menos de 28 días (más común) o con un intervalo de más de 35 días
  • Sangrado después de haber llegado a la menopausia
A menudo, si usted está sangrando por el recto o hay sangre en la orina, puede pensar que dicha sangre proviene de la vagina. 
Para estar segura, introduzca un tampón en la vagina con el fin de confirmar que ésta sea la fuente de dicho sangrado.

Causas

Un cambio en los niveles hormonales es una causa común de sangrado menstrual anormal.
Esto se denomina sangrado uterino disfuncional.
Otras causas de sangrado menstrual anormal abarcan:
  • Hiperplasia endometrial (engrosamiento/aumento de la pared uterina)
  • Cáncer del útero
  • Miomas uterinos, pólipos uterinos (neoplasias pequeñas no cancerosas en el revestimiento del útero), adenomiosis
  • Afecciones médicas como trastornos tiroideos e hipofisarios, diabetes, cirrosis hepática y lupus eritematoso sistémico
  • Complicaciones del embarazo como aborto espontáneo o embarazo ectópico (cuando un óvulo fertilizado se implanta en algún lugar diferente al útero)
  • Cambios en las pastillas anticonceptivas o los estrógenos que se toman
  • Uso de ciertos medicamentos como esteroides o anticoagulantes (por ejemplo, warfarina o Coumadin)
  • Uso de un dispositivo intrauterino (DIU) para el control natal
  • Traumatismo, cirugía u otro procedimiento uterino recientes
  • Infección del útero (enfermedad inflamatoria pélvica)
  • Trastornos hemorrágicos como la enfermedad de Von Willebrand
  • Poliquistosis ovárica
  • Estrés, cambio en la dieta o rutina de ejercicios, pérdida o aumento de peso reciente, viaje o enfermedad

Cuidados en el hogar

Mantenga un registro de los ciclos menstruales y de cualquier otro sangrado, incluyendo:
  • El momento en que comienza y termina la menstruación
  • La cantidad de flujo (cuente el número de toallas higiénicas o tampones que use y observe si están empapados)
  • Sangrado entre períodos y después de las relaciones sexuales
  • Cualquier otro síntoma que usted experimente
Los tampones se deben cambiar al menos dos veces al día para evitar la infección.
Dado que el ácido acetilsalicílico (aspirin) puede prolongar el sangrado, se debe evitar su uso. El ibuprofeno es más efectivo que el ácido acetilsalicílico para aliviar los cólicos menstruales y también puede reducir la cantidad de sangre que usted pierde durante un período.
Si cree que está o podría estar en embarazo, hable con el médico.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si:
  • Ha empapado una toalla o un tampón cada hora por 2 a 3 horas.
  • Su sangrado ha durado más de una semana.
  • Está o podría estar en embarazo.
  • Presenta dolor severo, especialmente si también se presenta dolor cuando no está menstruando.
  • Sus períodos han sido profusos o prolongados por tres o más ciclos, comparado con lo que es normal para usted.
  • Tiene fiebre o flujo vaginal anormal, especialmente si tiene olor.
  • Tiene sangrado o manchado después de la menopausia.
  • Presenta sangrado o manchado entre períodos.
  • Presenta secreción del pezón, crecimiento excesivo de vello, engrosamiento de la voz, pérdida o aumento involuntario de peso o un nuevo acné.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El médico realizará un examen físico, incluyendo un examen pélvico y hará preguntas, como las siguientes, para determinar los antecedentes de este síntoma:
  • ¿Qué edad tiene?
  • ¿Han sido normales los últimos tres períodos en sincronización y cantidad?
  • ¿Usualmente, cuánto duran sus períodos?
  • ¿Cuántos días hay generalmente entre cada período?
  • ¿En qué difiere este ciclo (y otros) de la menstruación usual?
  • ¿Se ha presentado paso de coágulos de sangre?
  • ¿Cuántos días ha durado el sangrado con estos períodos anormales o diferentes?
  • ¿Qué tan profusos han sido? ¿Cuántas toallas y tampones ha estado usando al día?
  • ¿Cuándo fue el último período menstrual?
  • ¿A qué edad tuvo su primer período menstrual?
  • ¿Usa píldoras para el control natal? ¿Usa un DIU para el control natal?
  • ¿Toma un suplemento de estrógeno?
  • ¿Toma ácido acetilsalicílico más de una vez por semana?
  • ¿Toma Coumadin, heparina u otros anticoagulantes?
  • ¿Ha tenido recientemente un parto, tuvo una cirugía o experimentó un traumatismo en o cerca de la vagina o el útero?
  • ¿Ha tenido alguna infección vaginal o uterina recientemente?
  • ¿Qué otros síntomas tiene? ¿Dolor abdominal o pélvico?
  • ¿Tiene náuseas o vómitos?
  • ¿Está o podría estar en embarazo?
  • ¿Ha observado un tumor, protuberancia o lesión en los genitales?
  • ¿Ha tenido sangre en las heces?
  • ¿Sangra fácilmente?
Algunos de los exámenes diagnósticos que se pueden realizar son:
  • Citología vaginal
  • Biopsia endometrial
  • Ecografía de la pelvis
  • Pruebas de laboratorio tales como las pruebas de la función tiroidea, CSC, prueba de embarazo y ferritina en suero (alta)
  •  
  • fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada